La Pelota Vasca en Chile y en Euzko Etxea de Santiago

Los primeros vascos vinieron a Chile en el siglo XVI con Diego de Almagro (1536) y con Pedro de Valdivia (1540). Nos cuenta el Inca Garcilaso de la Vega, en sus Comentarios Reales, que el extremeño Almagro y Francisco Pizarro eran aficionados a este deporte y solían practicarlo en Lima, Perú. En consecuencia, el descubridor de Chile, Almagro, fue el primer pelotari en estos confines de América.

Con el gobernador alavés García Hurtado de Mendoza (1536-1609), vino a Chile un contingente que divulgó el gusto por la Pelota Vasca. Con él llegó Don Alonso de Ercilla, natural de Bermeo y también pelotari, autor del primer poema épico en América, La Araucana.

En la segunda mitad del siglo XVI se jugaron los primeros partidos de Pelota Vasca en tierra chilena. Esto lo confirmamos en el juicio de residencia que se le hizo a García Hurtado de Mendoza, donde se le acusa de traer más de tres mil pelotas y haber deshecho un muro “hecho a costa de Su Majestad” para practicar dicho juego.

Ya en el siglo XVIII, Santiago contaba con su propia cancha de pelota y por ello, a la calle donde estaba ubicada se le denominó durante mucho tiempo “calle de la Pelota”, actual San Isidro.

En el siglo XIX encontramos documentos fotográficos de canchas en varios lugares del país: Concepción (construida al estilo de Iparralde y con un frontis donde se podía leer: “Plaza Euskara 1889”). En Valparaíso se construyó otra cancha, a fines del siglo, en una institución que se llamó “Irurak Bat” (las tres en uno). En Santiago el año 1884 se construye el frontón Vallesteros, para cesta punta, que funcionó hasta 1922.

A principios del siglo XX nos encontramos con frontones en varias ciudades del país, muy alejados unos de otros dada la larga geografía. Hubo, por aquellos años un resurgimiento del juego, debido principalmente a las nuevas corrientes migratorias producidas por la última guerra Carlista, la de Cuba, África y la guerra civil de 1936.

Chile, siempre con el aporte de pelotaris y dirigentes de Euzko Etxea, ha participado en un sinfín de campeonatos: sudamericanos, panamericanos, mundiales y juveniles, entre otros.

La Pelota Vasca, tanto en Chile como en otros lugares del mundo, es parte constitutiva del cuerpo cultural de los vascos y es uno de los primeros elementos que han servido para su agrupación en el exterior. En nuestro país, nunca ha sido un deporte masificado, pero su presencia ha sido constante, a través de los siglos.
Si está interesado en practicar Pelota Vasca o para cualquier consulta, comuníquese con la Secretaría de Euzko Etxea: secretaria@euzkoetxeachile.cl